Amor Crudo

Color de SAGITARIO

Color de Sagitario: Por qué el naranja tiene la mejor influencia?

El naranja aumenta la resistencia frente a las adversidades de la vida al aumentar la imaginación, la calma y la fuerza interior.

El naranja es uno de los colores felices, aquellos en los que  te sientes esperanzado. Esto viene de los dos colores de los que está hecho: rojo y amarillo. El rojo, por un lado, le da mucha intensidad y pasión, vitalidad, ganas de vivir e intereses fuertes y el amarillo, por otro lado, con entusiasmo y una actitud alegre.

Naranja el color de la suerte de Sagitario en pocas palabras:

Se asocia con la comodidad y los sentimientos relajantes, la mezcla correcta de rojo y amarillo.
Este color alimenta el espíritu aventurero de Sagitario.
El naranja provoca una sensación de dinamismo, estimulación y confianza.

Como tal, el naranja lleva a los Sagitario a través de un viaje de descubrimiento, un esfuerzo emocional que abarca grandes distancias. Tienen que superar los traumas del pasado y los acontecimientos dramáticos, encontrar la fuerza para seguir adelante, ser optimistas y esperanzados.

Por qué el color naranja es tan bueno para Sagitario

El naranja es el color más apropiado para representar a los nativos de Sagitario, para alimentar su fuerte espíritu aventurero y su infinita alegría.

Por lo tanto, siempre que falte algo y necesiten una sacudida para mantener las cosas en marcha, deben considerar usar un suéter naranja o comprar un póster naranja para pegarlo en la pared del dormitorio.

La emoción y la pasión por la vida pueden caer en picada de vez en cuando y hay muchas razones diferentes para ello, como la tristeza, la pérdida de la esperanza, la depresión y así sucesivamente.

En estos casos, es una muy buena idea compensar con colores tan fuertes. El naranja es muy intenso y optimista y será de gran ayuda.

Las personas que no tienen razón de vivir, que no se emocionan ni se intrigan por nada, los perdidos y los apáticos, los que contemplan la razón de todo esto, son los que más necesitan el poder de los colores.

En un mundo sin color, todo es sombrío y aburrido, una esperanza fría y destruida.

Los Sagitario que pasan por estas etapas deben recurrir a sus mejores sentidos y usar el naranja para recuperar su confianza, su interés en vivir y en hacer muchas cosas que antes les gustaban.

Es un renacimiento del yo, una resurrección, un despertar espiritual, el regreso de la alegría y la felicidad, todo traído por el naranja.

Tiene estos efectos porque el naranja se asocia con la extravagancia, con una vida social bien conectada, con la comunicación en su apogeo y escapadas alegres con los amigos.

Te hará querer ser visto, expresar tus sentimientos, pensamientos, gustos y disgustos. Es cálido, cómodo, una forma de liberarse de toda la presión acumulada. Este color es utilizado en muchas circunstancias por muchas personas, para estimular e incentivar a otros, para despertarlos. Enfatiza la alegría de vivir una buena vida.

Si te gusta el naranja, entonces es probable que seas un individuo de espíritu libre y vivaz al que no le gusta estar sujeto a las reglas. Te gusta hacer lo que te gusta, sin cadenas e independiente, libre de responsabilidades y obligaciones.

Impulsivo y espontáneo, te gusta hacer las cosas que te gustan, eres alegre y, en general, un individuo feliz que tiene esperanza en el futuro. El naranja está rebosante de energía y vitalidad y hace que uno sienta un renovado sentido de respeto por sí mismo.

La gente de Sagitario es una de las pocas personas por ahí capaces de reírse de sus propios errores, bromeando sobre sus propios defectos e insuficiencias. Esto es sólo otro signo de su actitud de espíritu libre y fácil.

No hay nada de qué preocuparse, nada que los presione demasiado. Ellos ven el cuadro más grande, se alegran de vivir el momento, los colores anaranjados están ahí para aumentar aún más estos sentimientos.

Es un color impulsivo y de fuego rápido que actúa de inmediato y puedes notar los cambios que se producen en cada momento. Se siente mejor, incentivado y capaz de hacer muchas cosas que no pudo hacer. Es un período de floración, un crecimiento floreciente, profesional y personal.

Canalizando el poder de los colores

El Sagitario gobernado por Júpiter es atraído por muchos otros colores además del naranja. E incluso con el naranja, hay diferentes tonos y tintes que tienen diferentes efectos, dependiendo de su intensidad y paleta. El azul, sin embargo, quita toda la diversión y los pone en la esquina, agotando toda la energía.

El naranja trae todo de vuelta, toda la esperanza, la alegría de vivir, la determinación de tener un viaje divertido y entusiasta, para difundir la felicidad y expresarse plenamente.

Es interesante cómo también aumenta la creatividad y la imaginación, cómo estos nativos piensan en muchas maneras diferentes en las que pueden recuperarse de las decepciones.

El naranja no sólo afecta el estado psicológico de la mente, sino que también tiene algunos efectos leves en nuestros cuerpos.

Por ejemplo, puede crear una sensación de agitación, cambiar la forma en que reaccionamos ante ciertos estímulos, aumentar el dinamismo y la confianza. Es un color muy extático y orientado a la acción, adecuado para los eternos sagitario aventureros.

Se asocia con sentimientos cálidos, con sensaciones de confort y relajación, el verano de la vida, el pico de la estimulación mental y el potencial de tenerlo todo al alcance de la mano.

Esperanza, alegría y entusiasmo sin fin, satisfacción y gratitud, aumento del apetito también, por alguna razón, los efectos del naranja son varios e intrigantes, por decir lo menos.

Sin embargo, así como la cantidad adecuada de naranja puede ser extremadamente buena para la depresión, la tristeza y los ataques de apatía, también puede ser muy perjudicial cuando se la lleva a los extremos.

Vístete de naranja y te volverás cruel, desenfrenado y desinteresado por los sentimientos de los demás, egocéntrico e incluso agresivo si hay un toque más oscuro de naranja.

Menos naranja significa una depresión aún más profunda, sentimientos de soledad, insuficiencia, falta de comprensión, inseguridades y ansiedades, dificultades para tomar decisiones, falta de agilidad mental, etc.

El amarillo, por otro lado, es un color muy bueno, un respiro para los cansados, un incentivo para los que buscan el conocimiento y el autodesarrollo.

El amarillo realmente ayudará a tomar esas decisiones difíciles, será el ancla de nuevas ideas, de pensamiento innovador.

Aumenta la creatividad y la intuición, como una forma de claridad superior, una perspectiva global de las cosas que era imposible alcanzar en el pasado.

Los Sagitario que son atraídos por el amarillo piensan mucho más profundo que el resto de nosotros, se enfocan más fácilmente, pero también pueden ser demasiado rápidos, demasiado espontáneos e impulsivos. Es una forma de agitación interna y externa, una forma práctica de ver las cosas.

Scroll al inicio